Domingo Alfonso Pérez Rioja

Concierto para trombón

Nacido en La Rioja en 1929. Como rasgos más sobresalientes cabe señalar que, desde su juventud, estuvo vinculado muy intensamente a la Aviación Comercial ya que, como letrado y directivo de la Compañía de Bandera, IBERIA, ha pertenecido a la misma durante más de veinticinco años. Abogado de los Ilustres Colegios de Madrid, Barcelona y Las Palmas de Gran Canaria hasta su jubilación en 1992, desempeñó igualmente el cargo de Secretario del Consejo de Administración de las Compañías de tráfico aéreo Binter Canarias y Binter Mediterráneo, contribuyendo por otra parte a la fundación del “Instituto Iberoamericano de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial”. Tiene publicadas distintas obras sobre diferentes aspectos y temas del Derecho Mercantil, Laboral, y Aeronáutico, así como múltiples comentarios sobre diversas y variadas decisiones judiciales y jurisprudenciales.

Pero resulta adecuado y oportuno poner de manifiesto, incluso resaltar que, con independencia de la actividad profesional desarrollada como directivo en el ámbito legal de la Aviación Comercial española, ha venido cultivando el honroso y noble arte de
la Música y la composición de la misma. Descendiente de Domingo Pérez Gómez, organista, compositor y fundador en Castañares de Rioja de la primera Banda de Música de la antigua provincia de Logroño (1891) aprendió las primeras enseñanzas musicales de su padre, Luis Pérez Blanco y más tarde de su tío Ernesto Pérez, profesor de la Banda de Música de la Beneficencia, bajo la batuta del prestigioso maestro Fermín Irigaray. En sus tiempos primeros, coincidentes con el estudio simultaneo de la materia legal, su dedicación estuvo presidida por su inclinación al estudio y dominio del saxofón, instrumento que le permitió formar parte de distintas orquestas y bandas de música. En el ámbito de la composición, la obra musical de Domingo Pérez Rioja, viene a resultar cuidada y generosa, con facetas de naturaleza diversa: música de ambiente y matiz religioso, con arreglos incluso de la tradicional e inherente a su tierra natal. Los himnos, marchas, habaneras, valses o pasodobles- de naturaleza taurina algunos de ellos- abundaron en el sentir popular de tales composiciones. Pero el cultivo de la música clásica no fue en zaga. Su producción quedó perfilada en sonatinas, divertimentos, valses, danzas, conciertos etc. Precisamente es a uno de estos últimos al que deseamos hacer referencia al menos de pasada. Lleva por titulo “CONCIERTO EN FA PARA TROMBON Y ORQUESTA” y consta de tres movimientos: Allegro, Adagio y Tpo. De Minueto – Allegretto. Compuesto en el mes de Julio del año 2.ooo, fue estrenado en la histórica ciudad de Nájera (La Rioja) actuando como solista D. Jesús Gómez, a quien precisamente, juntamente con su hermano Julián, había sido dedicada la composición en razón a sus reconocidos méritos como distinguidos trombones de la Banda de Música de Logroño. Conviene añadir también que, dentro de la devoción de Domingo Pérez Rioja para con la época del clasicismo, en varios de sus trabajos, coincidiendo con la celebración del bicentenario de su fallecimiento, hubo de hacer justa y reiterada alusión a uno de los genios más encumbrado y admirado: “Wolfgang Amadeus Mozart cien comentarios, (1991) y “Mozart, lo jurídico y lo social, La Rioja 1991.” Su música, como alguien dijo, baja del cielo”.